la revista en digital... el blog...

Cada vez que me siento con mis hijos a peinarlos, sea en momentos de ajoro mañanero o tranquilidad, instantáneamente regreso a los momentos en que mi mamá, mi papá y mis abuelas me peinaban. Esos eran momentos hermosos que provocan un efecto en cadena sobre las manos de mis abuelas, el cariño, los toques maternales y el amor generacional.
Leer más